LAS CRÓNICAS DEL PATIO: Lancha.

CRONICA DE LANCHA por Rocío Sanchez

¿No te gustan las palabras que te llenan la boca?

Son las 7 de la tarde y me encuentro en el  Teatro de La manzana con la comunidad creativa Enjambre P, grupo teatral formado por  Felipe Haidar, Celeste Bardach, Dana Maiorano, Emiliano Dasso y Sol Pierobón.

Como  una costumbre de la casa hacemos unos mates que probablemente nos van a acompañar durante las siguientes horas  mientras preparamos todo para  que empiece la función. Entre mate y mate , comenzamos con el desplazamiento de bloques blancos  de cartón y los objetos para la obra mientras de fondo suenan los discos de Charly García o de Virus, según lo requiera la ocasión.

Hay que tener un importante cuidado al trasladar la escenografía porque de uno de los bloques de cartón salen largas tiras de plástico también  blancas, que si son pisadas por error pueden provocar la caída del compañero que la lleva o simplemente el reto del director. Entre la escenografía se encuentran tres grandes y pesados rollos de plástico grueso que serán utilizados como pisos sobre el escenario, atrás, en la pared mas alejada del escenario se colocan los bloques blancos que uno encima del otro van a dar forma al panel, esa estructura que dividirá el mundo real del submundo.

Sobre el extremo derecho del escenario se coloca una heladera cubierta por una estructura de hierro y una madera blanca en la parte superior donde luego se va a  apoyar el televisor; sobre el extremo izquierdo se ubica una mesa con patas de hierro y sobre ella una tabla negra donde se ponen numerosos tubos de ensayos, cajas, jeringas y frascos con distintos líquidos. Entre estas dos estructuras se ubica una silla blanca que será trasladada de un lado al otro mientras se cuenta una historia trágica,un relato.

Una vez colocados los objetos en su lugar comienza la dirección de luces. Muchos filtros de un color celeste claro se colocan en las luces del escenario. Atrás, tres luces bajan directo al panel tiñendo de verde y azul toda la estructura. Frente al escenario tres luces amarillas se direccionan a lugares puntuales, entre ellos, dos PIN apuntan hacia la nada, con la idea de que en algún momento de la obra los actores puedan jugar y encontrarse con ellos, pero eso nunca ocurre.

Finalizada la dirección de luces se escucha  de lejos al director: “Hay que poner el proyector”. Entonces comienza el dolor de cabeza: cómo ubicar el proyector. Desde que Enjambre P comenzó a utilizar proyecciones en sus obras esa siempre fue la tarea que le causó mayor dificultad.  Desde el camarín se escucha un leve rezongo y comienzan las “discusiones” sobre quién fue el último que lo armó. Desde la técnica se escucha: “¿Ahí está bien?” y desde el interior de la sala responden: “No, pará, hay una leve pancita. No, no, más arriba. ¡Pará! más abajo. Se te fue mucho. Ahí está bien”.

Son las 20:30 y terminamos de organizar todo. Nos dirigimos al camarín donde las actrices, Dana y Celeste, se ponen sus mamelucos blancos,los borcegos, se maquillan y se peinan bien tirante el pelo hacia atrás que queda fijo por el espeso gel combinado con laca. Así es casi imposible que el cabello se revele. Más atrás está Emiliano vistiéndose, su vestuario es más sencillo: pantalones negros, musculosa blanca y borcegos.  Mientras todos se preparan se tocan distintos temas de conversación pero se destacan las anécdotas del grupo, las obras que dejaron atrás y los proyectos nuevos que vienen.

Ya es hora de abrir la boletería. Sol, la asistente de producción, se encarga de sacar las fotos del público que asiste. “Pongo la música y empezamos”, me dice Felipe. Comienza la música y  la gente ingresa a la sala… “Dicen que mirarle los ojos a la muerte es como el amor, que todo se suspende…”

Lancha, drama con pases de comedia es una obra dirigida y producida por Felipe Haidar, cuenta con la asistencia de dirección de Sol Pierobón y con las actuaciones de Dana Maiorano, Celeste Bardach y Emiliano Dasso.  Se presenta todos los viernes de Abril y Mayo a las  22 hs en el Teatro de La Manzana (San Juan 1950).